01 Abr

  • By Ricardo Hernández
  • In Artículos
  • Comentarios Off

Imule-Pacto o Convenio.
La tradición antigua nos enseña que un pacto o convenio, es lo mas sagrado que podemos celebrar los seres humanos entre nuestros semejantes, o entre seres humanos y las divinidades; pocos saben que de hecho un pacto, es en realidad una deidad en si misma, y su celebración marca una clausula de intervención permanente entre los celebrantes y el propio pacto, a quien se le ha otorgado el poder de manifestar consecuencias inesperadas para quienes rompen su acuerdo, encolerizando a la energía que custodia dicho pacto, por ser parte de su capital y riqueza celestial; en otras palabras cuando se rompe un pacto, se ofende al pacto mismo, se atenta en su contra y se sufren las consecuencias..
Leamos Ose-Imule:
Soy bueno guardando secretos,
Soy bueno honrando los pactos,
Soy bueno celebrando pactos con los amigos, sin traicionar a los amigos,
Fueron las declaraciones de Ifa para Orunmila, cuando iba entrar en un pacto con los Ancianos de la Noche, en la orilla del rio,
Se le aconsejo ofrecer sacrificio,
El cumplió,
Hemos celebrado un pacto,
Y comimos ratas,
Hemos celebrado un pacto,
Y comimos pescados…
Dejamos todo el Ase (poder de manifestación) en manos del pacto en el que hemos entrado.

De la lectura anterior podemos conocer 3 prohibiciones indispensables que debemos contemplar antes de pretender celebrar pactos con los demás, o con las energías superiores, y estar dispuestos a cumplir a cabalidad, a efecto de evitar consecuencias nefastas:
1- Nunca revelar un secreto entregado en custodia.
2- Nunca exponer a la persona que ha entregado una porción de secreto en nuestras manos.
3- Nunca romper el pacto que ha celebrado en ninguna forma y en ninguna de sus partes.

Si tu no estas seguro de poder evitar estas conductas, realmente debes considerar jamas entrar en un pacto con las deidades o entre colegas o semejantes; las consecuencias no vendrán por parte de los participantes…incluso ellos podrían perdonar la ofensa…vendrán directamente de esa energía invocada y autorizada para custodiar la palabra y el honor, cuya fuerza es Ase puro. La ultima linea del verso, deja en claro que en el momento de celebrar un pacto, nuestras voluntades invocan a una energía superior y ajena a nuestras voluntades o caprichos, energía totalmente imparcial y neutra, cuya particularidad es sancionar sin distinción ni excusas la traición y la perfidia. No hay nada ni nadie que pueda controlar los contextos y las dimensiones de su juicio firme y enérgico, ya que cuando celebramos Imule (pacto), ACEPTAMOS IMPLÍCITAMENTE someternos a la vigilancia de esta poderosa energía.

Por lo tanto, ahora queda claro porque al mentiroso, al malvado y al traidor, nunca se les vera tener una vida apacible y prospera…

Chief Fa’ola Fatunmbi.